Fenacopel se reúnen con PDI y Carabineros para abordar el robo de cables

18 junio, 2019.- Este lunes 17 de junio, Manuel Bello, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas (FENACOPEL), junto al senador Felipe Harboe, sostuvieron dos reuniones con el Director de la Policía de Investigaciones, Héctor Espinosa, y con el General Director de Carabineros, Mario Rozas, para abordar la problemática del robo de cables, ilícito que registra 459 kilómetros robados entre Curicó y Los Lagos, concentrados en las regiones de Ñuble y Biobío, que implican una seria afectación a cientos de vecinos en zonas rurales.

En las reuniones donde también participaron Nelson Ramírez, Secretario de FENACOPEL, y el Gerente General de la Federación, Cristian Espinosa, se solicitó la creación de una fuerza de tarea especial, compuesta por personal de inteligencia y de ámbitos operativos para hacerse cargo de esta problemática.

“Las cooperativas tienen una tremenda preocupación, ya que han sufrido mucho robo de cables, así que me comprometí a analizar el tema, buscar antecedentes y, en coordinación con la fiscalía, hacer un grupo especial que pueda ver todo lo que está pasando, especialmente en la octava y novena región, que es donde está el problema más grave”, sostuvo el director de la PDI.

“Vamos  a hacer una investigación mucho más profunda, ver porqué se produce esto, dónde llega a parar este cable y quienes son los reducidores, que es lo más importante, porque acá alguien está lucrando con esto y le produce un tremendo daño a la gente modesta de este país”, agregó Espinosa.

El senador Harboe valoró la instancia y enfatizó que, más allá de la pérdida monetaria que conlleva el robo de cables, la cual supera los 800 millones de pesos, “lo más grave, es que deja sin suministro eléctrico por muchas horas a más de 100 mil personas. Hemos pedido a las policías que se conforme una unidad de inteligencia especializada, para poder desbaratar esta verdadera industria del crimen organizado”, indicó.

Por su parte, Manuel Bello señaló que la respuesta otorgada significa “un gran alivio y una ayuda, al ver que la autoridad competente se podrá empoderar más del caso y hacer los ejercicios de seguimiento para poder encontrar a los responsables. Los que se perjudican son las personas, quienes necesitan y dependen del servicio eléctrico y se ven vulnerados por estos robos”.

Para el presidente de FENACOPEL, y además presidente de una de las cooperativas de la Federación (Copelec), este reconocimiento se basa en la visión de estas distribuidoras, de entregar siempre un servicio de calidad. “Un gran porcentaje de nuestros clientes, a lo largo de las diversas regiones donde nos encontramos, son socios de nuestra cooperativas, por lo que siempre nos hemos esforzado por mantener un nivel de calidad de servicio acorde a las necesidades de nuestros socios. Pese a las dificultades que significa muchas veces entregar nuestro servicio en lugares de difícil acceso, ya que llegamos a los lugares más apartados del mundo rural con suministro eléctrico, nuestros clientes nos entregan este reconocimiento, que para las cooperativas significa un tremendo orgullo”.